CCSS suma unidades médicas móviles a la prestación de servicios de salud ante covid-19.

Institución puede desplegar estas estructuras móviles en cinco lugares diferentes simultáneamente.

En emergencia covid-19 ha realizado cuatro despliegues en centros médicos: Los Chiles, Cenare, Tony Facio y México.

Recurso suma a la red de servicios para la continuidad de la atención.

CCSS: ha hecho los mayores esfuerzos en la atención de la pandemia, pero recursos tienen un límite ante crecimiento descontrolado de casos covid-19.

Hoy la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) tiene capacidad para desplegar unidades médicas móviles (UMM) autosuficientes en cinco lugares diferentes, en forma simultánea, en apoyo directo a la red de servicios de salud, informó el doctor Mario Vílchez Madrigal, del Centro de Atención de Emergencias y Desastres (CAED).

El coordinador de UMM explicó hoy en conferencia de prensa que hasta “hace pocos días contábamos con dos unidades médicas móviles, con la donación del gobierno de Estados Unidos, aumentamos a cinco”.

Fue enfático en decir que la institución realiza todos los esfuerzos posibles frente a emergencia covid-19 para asegurar continuidad de servicios y que estas unidades médicas móviles suman al arsenal de recursos.

Comentó que este es uno de los componentes más recientes de este arsenal que dispone la Caja, es la adopción de la Iniciativa Global de Equipos Médicos de Emergencia, o como se conocen en Costa Rica, Unidades Médicas Móviles.

El especialista en emergencias y desastres manifestó que la Caja cuenta con una unidad médica móvil tipo 1 fijo verificada por la Organización Mundial de la Salud desde el 2017, lo que significa que cuenta con un sistema de despliegue que permite proveer servicios de salud cumpliendo estándares internacionales para condiciones seguridad y calidad para personal y pacientes en un ambiente extra hospitalario.

A este recurso institucional que coordina el CAED se suman las UMM de los hospitales Nacional de Niños y recientemente del Calderón Guardia.

El especialista aseveró que la CCSS ha hecho los mayores esfuerzos ante la emergencia covid-19 y el personal ha mostrado alto compromiso, no obstante, dejó claro, que “ningún sistema de salud puede soportar un crecimiento acelerado y descontrolado de casos covid-19 en transmisión comunitaria”, por lo cual llamó a seguir las recomendaciones sanitarias para cuidarse y proteger a las personas de su entorno familiar, laboral y comunitario.

Despliegues implica una inmensa logística y cadena humana

La institución ha ido desarrollando experiencia en la planificación y ejecución de despliegues efectivos UMM lo cual involucra evaluación de los sitios para poner en operación los servicios requeridos en el menor tiempo posible. “En los grandes proyectos de infraestructura como lo es el nuevo Hospital Monseñor Sanabria, ya se tiene previsto un sitio de instalación de una Unidad Móvil, en caso de requerirse ante alguna emergencia o necesidad de ampliación de la capacidad del hospital”, afirmó.

Vilchez aseveró que “no es simplemente colocar un toldo, hablamos de una unidad móvil para prestación de servicios de salud” que incluye almacenamiento de todos sus componentes en condiciones óptimas y con programas permanentes de mantenimiento, con logística de transporte y despliegue con personal entrenado y unidades Institucionales articuladas.

El doctor Vilchez describió que el despliega esta de esta estructura, además de los módulos, incluye: plantas eléctricas, sistema de distribución de agua, equipamiento médico, insumos, equipo informático (EDUS, registros médicos), medicamentos, mobiliario (camillas, sillas, mesas, otros).  Y de acuerdo con los estándares de la Iniciativa Global de Equipos Médicos de Emergencia de la OPS/OMS, la Unidad Médica Móvil no deja huella ambiental.

No menos importante es el recurso humano multidisciplinario en los cuales mencionó perfiles ocupacionales como: personal coordinación, de atención clínica, control de infecciones, de mantenimiento de los sistemas electromecánicos, de limpieza, de seguridad, de transporte, entre otros.

El funcionario enfatizó que el grado de organización que ha desarrollado la Caja para atender emergencias como covid-19, “requiere de una inmensa logística y una gran cadena humana e involucra desde las máximas autoridades institucionales hasta los colaboradores del nivel local que son los que en última instancia ejecutan los despliegues”.

Despliegues en emergencia covid-19

Según explicó el doctor Mario Vílchez en esta emergencia se han realizado cuatro despliegues: el primero en el hospital Los Chiles donde se mantiene desde hace 17 semanas y en donde se han atendido a la fecha 4 303 pacientes. Acá la UMM se utilizar para atender servicios de emergencia no covid-19 para que en la estructura física fija se atiendan los casos respiratorios y asociados a covid-19.

En el Cenare se utilizó como puente mientras se reubicaba la consulta externa, período en el cual se atendieron 148 pacientes. Los otros dos despliegues están en proceso: en el hospital de Limón para reubicar servicios mientras se remodela el salón covid-19 y en el hospital México para aumentar la capacidad del servicio de emergencias.

“Estas UMM se adaptan en esta emergencia para reubicar servicios regulares que brinda un hospital y abrir espacio para atención de covid-19, o bien, para clasificar pacientes respiratorios y pacientes sospechosos en observación” dijo.


Fuente: Maria Gabriela Morales Guzman, gobierno de Costa Rica.

Fecha: 31 de agosto del 2020.

6 vistas
 

©2020 Radio Occidente Costa Rica TV