Programa tico de Pago por Servicios Ambientales.

Gana premio global de acción climática de Naciones Unidas.


· El PSA ha beneficiado a más de 18.000 familias desde su creación en 1997. En total, el programa ha movilizado más de $524 millones en proyectos que han beneficiado a más de 1.3 millones hectáreas.


· Los proyectos premiados de este año demuestran el liderazgo en materia de cambio climático de países, empresas, inversores, ciudades, regiones y la sociedad civil en su conjunto.


El programa de Pago por Servicios Ambientales (PSA) –desarrollado por el Fondo de Financiamiento Forestal (FONAFIFO) del Ministerio de Ambiente y Energía (MINAE)– recibió hoy el Premio de las Naciones Unidas a la Acción Mundial sobre el Clima de 2020, en la categoría “Financiamiento de inversiones respetuosas con el clima”.


Este Premio reconoció a 13 proyectos de todo el mundo, clasificados en tres diferentes áreas, por los ejemplos prácticos y escalables sobre cómo combatir el cambio climático.

El PSA es un mecanismo financiero que reconoce a dueños de tierra por la protección del bosque. De esta forma contribuye a la conservación y recuperación de la cobertura forestal nacional que resulta indispensable en la mitigación de gases de efecto invernadero para minimizar los embates de un agresivo cambio climático.


A través de este programa, se giran cerca de ₡17.000 millones de colones anuales dirigidos a los actores más vulnerables de la economía tales como pequeños productores forestales, mujeres, organizaciones forestales y territorios indígenas entre otros, quienes además en muchos de los casos se ubican en los cantones de menor índice de desarrollo social.


“El PSA es una fuente de ingresos para pequeños propietarios del bosque y pequeños productores forestales que a través de este programa perciben recursos para subsistir. En un año doloroso para el país, el PSA ha sido un motor para la economía rural y es un motor clave para la recuperación económica sostenible de Costa Rica”, dijo la ministra de Ambiente y Energía, Andrea Meza.


Los proyectos premiados de este año demuestran el liderazgo en materia de cambio climático de países, empresas, inversores, ciudades, regiones y la sociedad civil en su conjunto.  Además, es parte de un esfuerzo más amplio para movilizar la acción y la ambición a medida que los gobiernos nacionales trabajan para implementar el Acuerdo de París sobre el